• ​​

    ​​

INSTITUTO ALMAGRO

El Instituto Almagro fue fundado en 2012, se encuentra ubicado en la ciudad de Quito-Ecuador, en  el centro norte, sector de La Floresta.

 

En vista a la demanda de atención oftalmológica que se presenta a nivel nacional, se crea la necesidad de implementar una entidad que brinde servicio integral para el mejoramiento de la salud visual, en donde se preste atención diagnostica, tratamiento clínico preventivo y correctivo, tratamiento quirúrgico y seguimiento.

 

Es así que se efectuó la adecuación de las instalaciones en las que hoy funciona el Instituto, en donde se presta atención a pacientes de cualquier estrato socio-cultural, dispuesto a recibir atención especializada en un ambiente de calidad, acorde a los avances tecnológicos y con cordialidad.

 

  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide

HONESTIDAD

En El Instituto se mantiene la convicción íntima, firme y constante de obrar siempre con el criterio de lo justo, de lo bueno, de lo recto, de lo diáfano. Esto nos exige, en todo momento y circunstancia, decir y buscar la verdad plena, ser trasparentes, íntegros, rigurosamente fieles a los principios éticos y a las normas jurídicas, así como honrar a cabalidad los compromisos adquiridos con nuestros pacientes, con la institución, con los compañeros, con la familia, con los amigos, con la sociedad y con nosotros mismos.

EXCELENCIA PERSONAL

 

Principios básicos de la excelencia personal:

Trabajar productivamente, significa ser puntuales, innovadores, exigentes de la calidad, cautelosos en las decisiones de riesgo, firmes en las responsabilidades, comprometidos en el logro de las estrategias y metas propuestas, amantes de nuestra labor, colaboradores, entusiastas e inflexibles en el desperdicio.

Reconocer nuestros errores, corregirlos con prontitud, no repetirlos y aprender de ellos. Poner en práctica nuestros conocimientos y experiencias, compartiéndolas con quienes nos rodean. Ser prudentes, discretos y sinceros.

Dar siempre lo mejor de nosotros mismos y reconocer lo mejor de los demás.

 

MISTICA POR EL PACIENTE

 

Hoy se reconoce en el mundo entero que el éxito empresarial, depende más del grado de satisfacción de los pacientes que de la cantidad de éstos. La Clínica es una institución consagrada al paciente y tiene como dogma la excelencia en la atención y la calidad superior de sus servicios. Nada, entonces resulta más claro y prioritario para nosotros como funcionarios, que la obligación de satisfacer con holgura las expectativas de los pacientes.

COMPROMISO

 

El compromiso es la motivación que hace que las personas logren volver realidad los sueños, las metas y los objetivos trazados en toda gran institución. Es lo que marca la diferencia entre la mediocridad y la excelencia. Implica el convencimiento individual de que lo que se hace, se hace por el logro de objetivos superiores que traerán beneficios a la institución, a los pacientes y a nosotros mismos.

BIENESTAR LABORAL

 

Existe el convencimiento de que nada retribuye mejor el esfuerzo de sus colaboradores que un ambiente propicio para el logro de sus ideales. Cada funcionario puede tener la certeza de encontrar en las políticas institucionales, no solo las mejores oportunidades de progreso, sino el entorno más favorable para su realización personal.

RESPETO

Reconocer y valorar en las personas su inmensa diversidad de pensamiento, creencias y actitudes, es quizá la expresión máxima de respeto hacia ellas. La armonía en un  conglomerado humano jamás podría existir sin la tolerancia entre las individualidades; cada paciente, cada funcionario, cada persona que se acerca a nuestro lugar, es tan importante y valiosa, como única.

Fortalecimiento Continuo

     Siendo excelentes en servicio y manteniendo una orientación hacia el paciente.

Mejoramiento continuo en tecnología y equipos médicos. 

Capacitaciones constantes para el personal de la institución y los clientes internos

 

Contactanos